viernes, 13 de abril de 2012

Nadie la cuidara como yo!

Publicado por Carolina Cervantes en 16:47
Es difícil dejar a tus hijo/a al cuidado de otra persona y mas cuando tiene una discapacidad, pocas personas lo harán con el mismo amor y de dedicación que tu.

Con la profe Naty haciendo pintu deditos
Por mi casa han pasado 3 niñeras, Mariana ha ido a 1 jardín infantil, 2 fundaciones de rehabilitación y la ha cuidado una educadora especial. Nunca ha sido fácil tener que dejarla con otra persona para ir a trabajar. Solo confió plenamente en mi familia para esa labor, porque sé que ellos lo harán con el mismo amor y cuidado que yo lo haría.

Al principio cuando Mariana era solo una bebé de 7 meses,  nos decidimos por la que fue mi nana cuando era niña, si lo hizo bien conmigo seguro lo haría bien con Mariana, eso pensamos todos, pero bastante equivocados que estuvimos. Aclaro, la señora Luz adora a la niña, pero sus métodos un poco ortodoxos no me cuadraban de a mucho, ademas ya era un poco mayor y se quedaba dormida con la niña en brazos y eso era super peligroso porque podría caer.

Luego contratamos a una niñera mas joven y energética, tenia un hijo casi de la misma edad que Mariana, así que pensé que debía saber muy bien como cuidarla. La muchacha lo hacia super bien, pero como nada es perfecto... Llegaba tarde, se iba temprano o peor aun ni aparecía. Era muy irresponsable y eso me fastidiaba. Nos deshicimos de ella al poco tiempo.

Encontramos un jardín infantil cerca de casa, las personas que estarían a su alrededor parecían ser profesionales, unos esposos ambos psicólogos, y no era muy costoso. Era un reto para mi, iba a ser la primera vez que la cuidarían personas ajenas a mi familia y fuera de toda la supervisión que se podía dar en mi casa. El primer día lloré como Magdalena y ella tranquilita, Mariana estaba feliz con sus compañeritos, los colores, los juguetes, y me decía adiós con la mano y todo, no lloró ni un solo día, yo por el contrario lloraba de la preocupación, le decía a la directora que le dejaba mi tesoro mas preciado, que por favor la cuidara bien. Pasaron los meses y Mariana estaba feliz, su profe Naty la quería mucho, se tomaba el tiempo para ayudarla con las actividades escolares, la atendía muy bien pero sobre todo le tenia toda la paciencia necesaria. A los pocos meses por conflictos internos despidieron a la profe de Mariana y entró una nueva docente con una nueva metodología, Mariana no se sintió nada a gusto, comenzó a llorar cosa que no había hecho en todos estos meses, llegó a llorar solo con ver el uniforme. Había gato encerrado en el asunto, me llamaban a medio día diciéndome que la fuera a buscar, que estaba inconsolable.
Un día recibí una llamada del director/psicólogo diciéndome que fuera a buscarla, que ella no hacia mas que llorar, que por estar cuidándola a ella no le podían prestan atención a los demás niños que eso interrumpía el proceso de los demás alumnos por que por ser una niña especial necesitaba mas cuidado. La saque de ese colegio de inmediato! Al fin y al cabo no estaban lo suficientemente capacitados para atender a una niña con necesidades especiales.
Mariana en sus primeros días en el jardín
Yo seguí con la espinita de que algo no estaba bien, llame a su ex profesora, Naty, para que la cuidara en su casa, yo le llevaría los materiales que necesitara etc. En una de nuestras tantas conversaciones salieron a relucir muchos aspectos negativos de ese jardín. Para que la niña dejara de llorar la mojaban con agua fría!!, la dejaban sola!! eso es inhumano! Cuando los demás niños estaban corriendo dejaban a Mariana sentada en su cochecito mirándolos, me imagino lo frustrante que seria para ella verlos jugando y ella sentada ahí!! En fin Gracias a Dios esa etapa terminó. No me pregunten si tome represalias... Deje así mejor! jajajaja.

Después de muchos problemas con la entidad médica a la que estamos afiliadas, pusimos una tutela y ganamos! Ahora está todo el día desde las 8 am hasta las 4:30 pm en una fundación de rehabilitación psicomotriz. Le dan terapias física, de neurodesarrollo, ocupacional, fonoaudiología, educación especial, musicoterapia, equinoterapia e hidroterapia. Con ellos no todo ha sido color de rosa, sobretodo cuando la niña ha convulsionado, no sabian como manejar la situación y su manera de proceder no fue la mejor, pero ya se firmo un compromiso de como se deben hacer las cosas y espero que por ahora, para el bien de Mariana y la continuidad de su tratamiento todo funcione bien.

Solo alguien que de verdad la quiera podra cuidarla bien
Creo que ni el tiempo hará que desaparezca las ganas de meter a Mariana en una burbuja antitodo, esas ganas de protegerla de todas las personas malas que no la quieren, que tienen un comentario negativo listo para salir, quiero protegerla de todas las caídas, golpes, y desventuras que le pueda presentar la vida. Con una niña como ella decidir quien la cuida es tarea para locos, nadie sera perfecto, solo mi mamá, mi familia y yo, solo nosotros seremos capaces de cuidarla como se merece, no tenemos burbujas mágicas pero si mucho amor y paciencia!!!!

2 comentarios:

Diana Quintero dijo...

Cuál es el jardín en donde maltrataban a Mariana? Pregunto para no meter a mis hijos jamás ahí.

Barbara G dijo...

Ya quisiéramos proteger a los hijos de todos los peligros, pero lo importante es ser conscientes que estamos haciendo todo lo necesario para hacerlos felices y enseñarles a vivir la vida de la mejor manera.

Publicar un comentario

 

♥ El Mundo de Nana Banana ♥ Template by Ipietoon Blogger Template | Gift Idea